• marta@rosanera.es
Periodística
La Fuga llega a la sala Malandar, de Sevilla

La Fuga llega a la sala Malandar, de Sevilla

Crónica del concierto que dio La Fuga en la sala Malandar a su paso por Sevilla, durante la gira «Más de 100 amaneceres», en 2014.

Al llegar a la Sala Malandar descubrimos que le han vuelto a cambiar la entrada, ahora pintada de dorado, con unas enormes letras donde puede leerse “Gold”. A estas alturas ya estamos más que acostumbrados a descubrir un nuevo nombre cada vez que acudimos a un concierto. El ambiente estaba bastante relajado, con un aforo de unas 80 personas, colocadas de forma que recordaban a un teatro, pues incluso dejaban “pasillos” para el tránsito.

Los cántabros comenzaron puntuales, arrancando sin pausas con Jaleo, seguido de Majareta, Las olas y Ser yo mismo, la primera pequeña pausa llegó con Lunes de olvido, el que es el single de su nuevo disco. El número de asistentes se incrementó en torno a las 22:30h, cuando entró un grupo grande de seguidores, coincidiendo con el tema En vela, animando al público bastante en comparación con la pasividad que llevaban mostrando desde el comienzo del show.

Tras una breve pausa, retomaron el espectáculo con Maldita y Miguel. Pedro bromeó con que siempre que vienen a Sevilla llueve y se preguntó a los asistentes si continuaban en Cantabria, presentando así Mi perdición. Tema tras el que dieron paso a Sueños de papel, agradeciendo que la gente, a pesar de todo, siguiese invirtiendo conciertos de rock. Retomando la anécdota de su última visita a Sevilla, Pedro recuerdó cuando les llevaron a un bar lleno de bicis y acabaron cantando la Balada del despertador, dando paso a ese tema, seguido de Trampas al sol.

Presentaron Camarote publicitando su último videoclip, en el que cuentan una historia llena de anécdotas. Con Peazo de morón vimod formarse un minipogo delante del escenario. En un receso, Pedro nos decía que hay que perderse por las calles de Madrid para tener tiempo para pensar, dando paso así a En el tejado.

Entre risas, Pedro avisaba a los más marchosos que al día siguiente estarían con agujetas, comenzando los acordes de Baja por diversión, seguido por la alegría de ser jueves y que Arde el viernes. Continuaron con Por verte sonreír, donde por fin Raúl salía de las sombras del escenario para juguetear con Nando, y sus saltos simultáneos. Tema tras el cual engancharon Heroína con el cover de Extremoduro, Ama y ensancha el alma. Para terminar, tocaron entre despedidas Buscando en la basura y P’aquí, p’allá.

Se echó de menos la foto de grupo de todos diciendo adiós, que aunque lo hicieran por separado, dejó un extraño sabor de boca que hacía pensar que volverían para un último bis, idea que quedó anulada al encender las luces de la sala y comenzar a sonar la música de relleno que suelen poner tras las actuaciones.

En cuanto al público, se notó que venían a escuchar los temas antiguos del grupo, ya que era cuando más activos estaban, sin embargo, con los temas del nuevo disco, se notó que no se los traían preparados de casa, aunque suele ser algo habitual cuando un grupo inicia una gira con temas nuevos, los fans suelen preferir los anteriores, y en este caso, La Fuga hizo un repaso por toda su discografía, a pesar de que más de uno pudiese echar en falta alguna canción.

Sin duda, el matiz de felicidad nos lo aportó Raúl, que no dejó de sonreír en toda la noche, desprendiendo alegría y entusiasmo por cada poro. Una lástima, quizás, que el lugar del escenario en el que se colocó fuese tan lúgubre, y que el foco que debía iluminarlo a él estuviese siendo inútilmente utilizado para alumbrar el techo de la barra, a fin de cuentas, fuimos al concierto a ver un grupo en directo, no un techo. Al menos en esta ocasión, la acústica de la sala sí les hacía justicia.

Puedes leer más crónicas musicales aquí.

Etiquetas:

1 comentario en “La Fuga llega a la sala Malandar, de Sevilla

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.