• marta@rosanera.es
Consejos
Magia blanca en el amor. Rituales y hechizos

Magia blanca en el amor. Rituales y hechizos

Veinte meses después del inicio de la pandemia, del confinamiento, de ver limitadas nuestras relaciones sociales y de aprender a querernos de lejos, sin besos ni abrazos, comienzan a iluminarse las calles con las luces de Navidad. Llega la época del año donde el amor siempre está presente, en la familia, en los amigos y en nuestros seres queridos.

Durante la pandemia, nos encontramos con múltiples dificultades para crear nuevos vínculos debido al distanciamiento. Las parejas que tenían conflictos los vieron agrabados con el encierro, y las que se echaban de menos por el ajetreo diario vieron sus vínculos reforzados.

Han sido meses que han puesto en riesgo nuestra salud mental, y ahora que respiramos un poco de paz, es el momento de volver a recargarnos de energías y abrirnos de nuevo al amor, no sólo hacia los demás, sino también hacia nosotras mismas. Por eso, en primer lugar me gustaría que reflexionásemos un poco sobre el amor propio.

¿Qué es el amor propio?

El amor propio es un estado mental y emocional en el que nos sentimos bien con nosotras mismas, siendo imprescindible para ser felices, y en consecuencia, para nuestro bienestar. Influye en cómo nos relacionamos con las personas de nuestro entorno, en la imagen que proyectamos, en cómo afrontamos los problemas. Nos aporta recursos para enfrentarnos a cualquier desafío. Nos permite mejorar nuestra calidad de vida y desarrollarnos psicológica, emocional y espiritualmente.

Nos ayuda a valorarnos, definiendo nuestra capacidad para apreciar todo lo que hacemos. Es un estado que no admite dudas ni medias tintas. Exige cuidarnos y ser alimentado por las acciones que nos hacen crecer espiritualmente. Aceptar nuestra debilidades y fortalezas nos ayuda a salvaguardar nuestro valores.

¿Por qué es importante tener un ritual de amor propio?

Realizar diferentes rituales diarios te ayudará a conectar con la luna y sus ciclos, cultivando tu autoestima. Además, te ayudarán a desarollar el hábito del autocuidado para sentirte plena, dedicándote el tiempo necesario cada día para mimarte y conectar con tu yo espiritual. Haciendo algo que te guste y te haga sentir feliz.

Un ritual requiere tiempo y espacio, por lo que es primordial que reserves un momento del día sólo para ti, en un lugar tranquilo que te reconforte. Te recomiendo que, en primer lugar, crees tu propio altar.

¿Cómo crear un altar?

Busca un lugar apartado y tranquilo, a ser posible al que sólo tú tengas acceso. En tu Sancta Sanctorum sólo tendrán relevancia tus pensamientos, por lo que debe estar compuesto por elementos afines a tu paradigma. Elementos que te hagan sentir bien y que sean importantes para ti. Puedes incluir piedras mágicas afines a ti o a tus objetivos. Recuerda que debe estar orientado hacia el norte.

Sobre una tela, o velo, que delimite el espacio, deposita los cuatro elementos de la naturaleza que te ayudarán a unirte a la madre Tierra. Puedes colocar un recipiente con agua, que represente la parte femenina. Una vela para hechizos, que represente el fuego. La masculinidad y la divinidad podrás representarla mediante el incienso, teniendo así en tu altar también incluido el aire. Y por último, coloca un cuenco con sal, o algún otro mineral, para representar la tierra.

Coloca un cuarzo rosa en el centro, o frente a ti, para reforzar tus rituales de amor propio. El cuarzo posee un campo áurico muy potente y genera un efecto positivo en tu propia frecuencia vibracional. También puedes llevar uno siempre contigo para reforzar su intención positiva. Puedes incluir también un libro de notas, una pluma estilográfica, y un espejo para los rituales.

altar magia blanca

Rituales de amor propio

Antes de concentrarte en cualquier ritual, te sugiero que realices una serie de pasos previos para aclarar tu mente, liberarla y abrirla a la magia.

Respira. Sitúate ante tu altar, cierra los ojos y concéntrate sólo en tu respiración y tus pensamientos. Puedes hacerlo en silencio o con una música instrumental que te ayude a concentrarte en ti, sin distracciones.

Agradece. Date gracias a ti misma por ser como eres, y al entorno por darte cuanto posees. Anota en tu libro de notas tres cosas positivas que aprecias de ti, y repítetelas a diario para reforzarlas. Esto te servirá como mantra en tus rituales de amor propio.

Purifícate. Deshazte de las energías negativas que se aferran a tu aura para atraer las buenas vibraciones. Limpia tu aura y recárgala de positivismo. Cree en ti. La salvia puede ser una gran aliada.

Mímate. La belleza holística te ayudará y servirá de guía. Cuidarte por fuera te ayudará a sentirme mejor por dentro. Utiliza elementos de aromaterapia para relajar tu mente, tu cuerpo, tu alma y tu espíritu.

Ritual de amor propio

Uno de los hechizos más importantes que toda bruja debería conocer es el que cultiva el amor propio, haciendo crecer tu autoestima, colocándote en el pedestal que te mereces. Para ello, debes conocerte a ti misma y sentirte feliz haciendo las cosas que te aportan energía y te hacen sentir plena.

Para mejorar la fluidez de la energía positiva por tu cuerpo, puedes hacer un ungüento a base de pétalos de rosa seca, gualanday en polvo y un poco de sándalo. Mézclalo en tu mortero junto a tres gotas de aceite de esencia de clavo. Coloca un carbón encendido bajo un plato resistente al calor y calienta la mezcla hasta quemarla mientras contemplas tu reflejo en el espejo. Proclama en voz alta tu mantra con entusiasmo. Recuerda decirte te quiero mientras contemplas tu reflejo.

Ritual de confianza

Si has recibido un fuerte golpe a tu autoestima porque hayas tenido dificultades en casa, haya fallado una relación personal, o hayas tenido problemas en el trabjo, este ritual te servirá para recuperar la confianza en ti misma. Necesitarás: 7 velas pequeñas que representarán cada día de la semana, por lo que es importante que cada una tenga un color diferente. Y un recipiente donde guardarlas. Este ritual durará una semana completa.

Cada vela se corresponderá con un elemento de tu personalidad que adores y quieras proclamar. Piensa en conceptos positivos como la pasión, la vitalidad, tu fluidez, etc. Al comienzo del día, enciente una vela concentrándote en la característica que representa y en su poder, imaginando que es de tu cuerpo de donde emana esa luz.

velas de colores para rituales

Ritual de nueva amistad

Aún siendo una persona extrovertida, congeniar con otras personas que compartan tu mismo paradigma no siempre es sencillo, especialmente en periodos de transición. Con este hechizo romperás esas barreras que te separan de tus nuevas amistades. Necesitarás: una vela blanca, una hoja de papel y un sobre. Realiza este ritual durante la luna nueva, antes de acostarte.

Al despertar, comenzarás el día con la certeza de haber eliminado cualquier rastro de negatividad. Enciende la vela y siéntate junto a ella, sola con tus pensamientos. Visualiza qué tipo de amistades te gustaría tener. Piensa también en qué cualidades podrías aportarles (lealtad, optimismo, apoyo emocional, etc.), y cuáles te gustaría que ellos apreciaran.

Cuando te sientas preparada, anota lo siguiente en la hoja de papel antes de introducirla en el sobre: “La luna nueva trajo un regalo. Un amigo, una luz, un sueño hecho realidad, una amistad tan salvaje y bella como el cielo”. Vierte un poco de cera en el papel antes de doblarlo y guárdalo en el sobre. Llévalo contigo durante todo el día.

Ritual de sensualidad

Para cuando no amamos nuestro cuerpo y no nos sentimos sensuales también podemos hacer un ritual de sensualidad. Conectar con tu sensualidad es primordial para el amor propio, así que para llevarlo a cabo involucraremos al dios egipcio Bes, dios del placer sexual, y Bastet, la diosa de la protección y los gatos. Necesitarás: ropa con la que te sientas sexy (deshazte del pijama de gatitos), una vela roja, un perfume o aceite esencial que te agrade, y música ambiente que te resulte sugerente.

Enciende la vela mientras escuchas la música, rocíate de fragancia y clama: “Bes y Bastet, llenadme de placer y deseo. Celebro y honro mi cuerpo, así como su sagrada sensualidad”. Baila ante tu altar, dejándote llevar por la música. Sintiendo cada movimiento de tu cuerpo como si fuese lo único que hay en la habitación, porque en ese momento es lo único realmente importante. Siente cómo fluye la fragancia, y cómo se funde con el olor de tu piel. Cuando te sientas preparada para finalizar el ritual, apaga la vela, quedando a oscuras y en silencio. Tómate un momento para apreciar tu nueva energía.

Ritual para atraer al amor

Para atraer al amor te recomiendo este ritual de atracción, necesitarás: una vela blanca, cerillas, canela, pétalos de rosa (preferiblemente secos), miel, un recipiente con agua (para la vela), una hoja de papel y una pluma.

    1. Puedes poner música que te inspire para bailar o cantar, o cualquier actividad que te haga sentir cómoda.
    2. Anota en la hoja tus deseos o intenciones de amor. Dóblalo en cuadros, sellando tus deseos con un beso, y colócalo bajo la vela.
    3. Con tus deseos en mente, espolvorea la canela, los pétalos de rosa y vierte una cucharada de miel sobre la vela. Procura no cubrir la mecha para poder encenderla después.
    4. Llena el recipiente de agua hasta cubrir el fondo de la vela, y coloca la hoja de deseos debajo de éste. Puedes situarlo todo en el centro de tu altar.
    5. Enciende la vela, y colocando las manos sobre tu pecho, cierra los ojos. Llama a tus guías espirituales y pídeles que te ayuden a alcanzar tus deseos y a atraer al amor a tu vida.

Deja que la vela se vaya consimiendo poco a poco. Puedes encenderla y apagarla las veces que sean necesarias hasta que se consuma, y cuando lo haga, antes de tirar los restos, recuerda agradecerle su ayuda.

Ritual para encontrar el amor

A veces podemos sentirnos perdidas y el destino no siempre está dispuesto a que encontremos el amor cuando lo necesitamos. Con este ritual avisarás al destino de que te sientes preparada para que el amor llegue a tu vida. Necesitarás: Una vela roja o rosada, un cuenco de agua con pétalos de rosa. Lo ideal es agua de luna o agua de lluvia. Realízalo durante la luna creciente o llena.

Coloca la vela dentro del recipiente con agua y los pétalos de rosa. Lee el hechizo tres veces antes de encenderla:

Yo te llamo, amor mío.

Ven a mí desde donde estés.

Como una rosa, mi corazón, se abre al verdadero amor: dar y recibir, romance y pasión.

¡Amar mío, mírame, aquí estoy!

Enciende la vela, y siente el calor del fuego en tus manos. Visualiza la energía de la rosa y el agua fluyendo por tu cuerpo, desde las palmas hasta el pecho, inundando de energía tu chakra del corazón. Imagina cómo esa energía se transforma en una luz rosada y brillante que irradia tu cuerpo, haciéndose cada vez más grande, abarcando la estancia y saliendo por cada rendija de la misma. Convirtiéndote en un faro invisible. Deja que la vela se consuma, y no olvides agradecerle su ayuda antes de tirarla. Este hechizo se irá haciendo más fuerte en ti a cada día que pase, llegando a su máximo esplendor durante la luna llena.

Aceite de amor

Durante el ciclo lunar te recomiendo impregnar tu piel con aceite de amor, lo que la hará relucir radiante, apoyando el hechizo. Para preparar tu aceite de amor necesitas una mezcla de cuatro aceites: una base de almendras, 10 gotas de rosa, 10 gotas de sándalo, y 3 gotas de cardamomo. Póntelo cada mañana antes de salir de casa.

Puedes compaginarlo con una infusión de pétalos de rosa y vainilla. Añade a la tetera siete gotas de agua de rosas, una vaina de vainilla, una cucharada de hojas de escaramujo, una cucharada de Roy Bush, y déjala diez minutos en el fuego. Recuerda bendecir la tetera con tus mejores vibraciones mientras te tomas la infusión.

Pócima de seducción

También puedes ayudarte con pócimas de seducción y magia sexual. Coloca un cristal de cuarzo ahumado y otro de coralina roja debajo de la almohada para que tu energía se extienda por toda la cama y que tu amante se impregne de tu pasión. También puedes colocar entre las sábanas una nota con su nombre. Espolvorea sobre éste un poco de guindilla en polvo y enciende una vez una vela roja al lado. Para la poción, echa dos pizcas de pétalos de rosa secos en agua hirviendo con dos vainas de cardamomo machacadas, dos cucharaditas de hojas de hierba damiana y un poco de canela molida. Añádele un poco de miel antes de bebértela.

Y por último

Para que estos rituales y hechizos funcionen es fundamental que creas en ti y en el poder de tu magia interior. Más allá de las palabras, de los elementos que utilices, o del lugar en el que los realices, lo principal es dónde se encuentran tus pensamientos y cuáles son tus deseos y prioridades. Al igual que un libro de recetas sólo sirve si se sigue cada paso con cuidado, si los rituales no los realizas consciente de lo que haces, no tendrán el efecto deseado.

Para poder llevar a cabo un ritual correctamente, debes tener confianza en ti misma y en tu poder espiritual. Si trabajas en primer lugar tu amor propio, el universo sabrá que eres digna de darte cuanto necesites.

Las infusiones, las velas y los inciensos no solo funcionan como ofrenda a los espíritus, sino que también activan el sistema límbico, ayudándonos a relajarnos, motivarnos y a concentrarnos. Además, si haces un círculo protector a tu alrededor con incienso, crearás un clima de bienestar que te hará sentir feliz. Estos rituales te ayudarán a sentirte empoderada y a creer que vas a tener un día increíble, ayudándote a conocerte a ti misma, ya que te dedicas tiempo para pensar en tus propias emociones. Canalizar tu poder interior te ayudará a emprender cambios muy positivos en tu vida.

Etiquetas: